jueves, 1 de noviembre de 2018

SOCIEDAD / VIDA COTIDIANA




"Esperá que te sigo", le dije. 

Lo había visto correr otras veces en el hermoseado camping municipal (por la tarea dedicada del capatáz Rodríguez y su cuadrilla).

El día anterior, en el banco (BERSA), supe que practicaba running en forma competitiva -corre desde hace unos cuatro años; por no decir toda la vida-.

Aquel día me contó que su reciente competencia había sido la prueba de 21 kilómetros en la 4º edición del Cross Aventura 'San Francisco de Asís' en Estación Yuquerí, en Concordia (el 23/9/2018).

Mientras corríamos, juntos, a la par, me comentó que el año pasado corrió una ultra de 50 kilómetros en Piedras Blancas (Departamento Paraná).

Tenía previsto correr 'El Cruce -no es el de Mendoza; por ahora no, quizás en un futuro- de Salto Grande' (5o km), pero una lesión no le garantizaba llegar.

Corre sin auriculares, para desenchufarse -no como yo que estoy permanentemente conectado a Mitre para estar informado-.

Él quiere alejarse -por una hora, mientras recorre un circuito de 10k día por medio- de la tensión de contar billetes, y, como tantos otros runners, corre "escuchando su propio cuerpo".

Es un deportista de 'bajo perfil'; recuerda que una vez fue convocado al programa radial 'Deporte Total' (La 100) para contar su experiencia. Publica en sus redes sociales alguna que otra foto que aparece en las páginas especialmente diseñadas para la carrera de ocasión.

Algunos mediatizan todo lo que hacen. En el caso de Alexis Andrini, no necesita mostrarse para satisfacer su interior.


Correr, durante minutos, horas, kilómetros, le genera las endorfinas, adrenalina, para gratificarse personalmente.

Naturalmente que es más placentero contar los propios kilómetros recorridos que los billetes de otros.

INFORMACIÓN RELACIONADA
Se disputó con gran éxito el 4º Cross Aventura 'San Francisco de Asis' 2018 (Estación Yuquerí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar este blog